Salto Escondido

Salto Escondido

Ubicado en la provincia de San Luis, Salto Escondido es una impresionante cascada de aproximadamente 70 metros de altura en el Río Claro u Hondo. Este destino turístico se ha convertido en una de las maravillas de la región, atrayendo a visitantes de todas partes en busca de aventura y naturaleza.

Una de las características más destacadas de Salto Escondido es la tranquilidad del entorno. Al visitar este lugar, te encontrarás con un pueblo encantador llamado San Francisco, donde podrás disfrutar de una atmósfera tranquila y hospitalaria.

Además, la comida casera que se ofrece en la zona es de excelente calidad, lo que agrega un toque especial a tu experiencia.

Si eres amante de la naturaleza y los desafíos, Salto Escondido es el lugar ideal para ti. Para llegar a la cascada, es necesario contar con guías o baqueanos expertos en el área, ya que el recorrido presenta cierta dificultad.

A medida que te acercas al lugar, notarás cómo las piedras van aumentando de tamaño, preparándote para la majestuosidad del salto de agua.

Una vez que estés en el río, comenzarás a seguir su cauce durante aproximadamente dos horas. Durante esta caminata, tendrás que cruzar el río en varias ocasiones, lo que requerirá un poco de esfuerzo y destreza.

Ten en cuenta que este recorrido es exigente y puede incluir trepadas en piedras y troncos, e incluso atravesar cuevas.

Por lo tanto, se recomienda tener un buen estado físico para disfrutar plenamente de esta aventura.

Después de todo el esfuerzo, la recompensa será maravillosa. Te encontrarás frente a un salto de agua de 70 metros y una olla de la cual no se tiene certeza de su profundidad, pero se estima que es mayor a 5 metros.

Este espectáculo natural te dejará sin aliento y te brindará un momento de relajación y conexión con la naturaleza.

Es importante mencionar que debido a la dificultad de esta excursión, puede no ser adecuada para personas mayores o con un sobrepeso marcado.

Sin embargo, para aquellos que están dispuestos a superar el desafío, Salto Escondido promete una experiencia única y emocionante.

En resumen, Salto Escondido es un destino turístico que combina belleza natural, aventura y tranquilidad. Si estás buscando escapar de la rutina y sumergirte en un entorno impresionante, este lugar es perfecto para ti.

No olvides contactar a los guías locales para obtener toda la información necesaria y disfrutar al máximo de esta maravillosa experiencia en la provincia de San Luis. ¡No te arrepentirás!

Galería de fotos de Salto Escondido

Salto Escondido: preguntas frecuentes

Salto Escondido es una caída de agua de aproximadamente 70 metros ubicada en el Río Claro u Hondo. Se accede a través de senderos y el lecho del río. Requiere de guías o baqueanos del lugar debido a su dificultad. A medida que te acercas al lugar, las piedras se hacen más grandes en preparación para la caída de agua. Es considerado una de las Maravillas de la Provincia de San Luis.

Para llegar a Salto Escondido, debes llegar a San Francisco del Monte de Oro en la Provincia de San Luis. Desde allí, puedes pedir información en la oficina de turismo para obtener los números telefónicos de los guías que realizan la excursión. Luego, debes contactar a uno de ellos y acordar un horario. El punto de inicio de la excursión se encuentra a unos 10-12 km de San Francisco del Monte de Oro. Se debe realizar un descenso por senderos hacia el río Hondo, que es conocido por sus paredes de más de 50 metros de altura.

La excursión a Salto Escondido tiene una dificultad considerable. Se requiere de un buen estado físico, ya que incluye caminar por aproximadamente 2 horas a lo largo del río, cruzándolo varias veces. También se deben realizar trepadas en piedras y troncos, incluso utilizando sogas en algunos tramos. Además, hay cuevas de piedra por las cuales se debe pasar arrastrándose en el suelo, lo cual puede no ser apto para personas claustrofóbicas. Se recomienda tener precaución y considerar que puede resultar complicada para personas mayores o con sobrepeso marcado.

En Salto Escondido podrás disfrutar de una impresionante caída de agua de 70 metros y una olla de la cual no se tiene certeza de su profundidad, pero se sabe que es mayor a 5 metros. El lugar ofrece un ambiente natural tranquilo y una increíble vista panorámica. Aunque el agua suele ser más fría, en días de verano puede ser reconfortante darse un chapuzón antes de iniciar el regreso.

Si deseas visitar Salto Escondido, recomiendo contar con un buen estado físico y llevar ropa y calzado adecuados para caminar en terrenos irregulares. Es imprescindible contratar a un guía o baqueano del lugar para garantizar la seguridad durante la excursión. Además, es necesario llevar agua y alimentos, ya que no suele haber servicios disponibles en el área. También se recomienda tener en cuenta las condiciones climáticas y evitar la visita en días lluviosos o con mal tiempo.

La mejor temporada para visitar Salto Escondido es durante el verano, ya que en días calurosos la posibilidad de darse un chapuzón en el agua resulta reconfortante. Sin embargo, se puede visitar durante todo el año. Es importante tener en cuenta las condiciones climáticas y evitar la visita en días lluviosos o con mal tiempo que puedan dificultar el acceso al lugar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio